A quienes justifican el atentado de Niza – por Pablo Laurta

Víctima del ataque terrorista de Niza
Víctima del ataque terrorista de Niza

Me apena ver cómo se justifica un atentado terrorista como el de Niza con la explicación de que Francia intervino en medio oriente.

Una atrocidad no justifica otra

Yo no pienso justificar dichas intervenciones militares, pero no esperaba ver a Uruguayos justificando el terrorismo islámico tampoco, más aún cuando como infieles, somos todos potenciales blancos (incluídos los musulmanes que no siguen la sharia al pié de la letra).
 
Ambas cosas están mal. El intervencionismo Y el terrorismo. En ambos casos los que sufren, sea en Francia o en Siria, son las personas comunes. Justificar a una barbarie porque nos preocupa otra, es errar feo.

Occidente tiene problemas, pero el islam también.

En el mundo hay cientos de miles de musulmanes que creen que la pena justa para alguien que abandona su religión, es la pena de muerte. Aún más, piensan que la pena justa para la homosexualidad, es la pena muerte.
 
Estas creencias preocupantes no han sido fomentadas por occidente. Son parte de una tradición cultural de intolerancia de una religión que se expandió desde Arabia hasta España en sus primeros 100 años cabalgando sobre un ejército y se impuso sobre las poblaciones locales por la fuerza militar. Tampoco voy a defender a una cristianismo del que como agnóstico no formo parte, pero a modo de comparación, durante los primeros 200 años del cristianismo, los cristianos vivieron como una minoría perseguida bajo el imperio romano y no mataron ni convirtieron por la fuerza prácticamente a nadie.
 
La esclavitud en países islámicos, fué más extendida y brutal que el propio comercio transatlántico de esclavos. Hoy en día, más del 40% de los jóvenes musulmanes franceses justifica los atentados, la inmensa mayoría de los atentados terroristas motivados religiosamente son realizados por musulmanes. Hay todo un patrón de conducta violentamente expansionista en el islam, que solo la venda de la corrección política nos impide ver.
 
Dejemos por un momento de culparnos automáticamente a nosotros mismos, occidentales, de todo, y miremos la realidad tal cual es. No caigamos en la trampa retrógrada de pensar si tal idea es de bolche o de facho, qué es de “mala” o de “buena” persona, y fijémonos qué es cierto y qué no. Hasta que no logremos quitarnos esa venda políticamente correcta de los ojos, y entendamos que tan importante como tolerar, es ser tolerados, vamos a seguir siendo víctimas y victimarios de atrocidades como ésta.
Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *