Antifa apuñala a un hombre por no “condenar a los nazis” lo suficiente

Sam Wormer, un hombre estadounidense fue apuñalado en el estómago por un grupo de militantes de Antifa enmascarados luego de que expresara su descontento respecto a la persecusión política que sufriera un ex-compañero de estudios suyo a manos de activistas de izquierda hasta lograr que lo despidieran de su trabajo.

Persecusión política y ciberacoso

Su ex-compañero, Ryan Roy, de 28 años de edad participó de la manifestación con antorchas de la ultra-derecha. Activistas de izquierda lo identificaron, hallaron su lugar de trabajo y hostigaron a su empleador hasta que se vió forzado a despedir a su empleado. Los activistas llegaron a llamar a la guardería que cuida del hijo de Roy para exigirles que no le prestase más ese servicio.

Sam Wormer (la víctima del ataque) y su compañero de cuarto.

Wormer, que no se identifica “ni de izquierda ni de derecha”, fue atacado por el grupo terrorista de ultra-izquierda en la puerta de su casa cuando se aprontaba a ingresar a su vivienda, no por participar de la demostración sino por estar en desacuerdo con las medidas tomadas por los activistas de izquierda dirigidas a “destruir la vida” de los militantes de derecha.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *