La situación de las mujeres en Arabia Saudita sobre la que el feminismo no habla

Arwa escapó de Arabia Saudita y encontró refugio en occidente
Arwa escapó de Arabia Saudita y encontró refugio en occidente

Los conmovedores testimonios de mujeres árabes que huyeron de su familia y su país para encontrar refugio y libertad en occidente, ilustran las profundas contradicciones de un movimiento feminista corrupto y antioccidental, que ignora la opresión real en que viven en Arabia, mientras pretende generar la percepción de una opresión ilusoria en occidente.

Los guardianes

Arwa, por ejemplo, huyó a escondidas de su hogar y de su país, solicitando asilo en Estados Unidos. Como lo hizo sin consentimiento de su padre, (su guardián legal) podría enfrentar la prisión en el reino saudita si su solicitud de asilo es rechazada y es forzada a volver a Arabia.

En Arabia Saudita, cada mujer tiene un guardián legal varón asignado. Este puede tomar toda una serie de decisiones importantes en su lugar: Deciden si la mujer puede viajar al exterior, casarse, trabajar o incluso acceder a los servicios de salud.

Recientemente se organizó una campaña en redes sociales para acabar con el sistema de guardianes en Arabia Saudita, pero el establishment político de la monarquía la encontró “ridícula” y un destacado  Sacerdote musulmán la calificó de “crimen contra la sociedad saudita y musulmana”.

El gran escape

Las mujeres que efectivamente logran escapar del sistema, suelen ser mujeres de familias acomodadas, que cuentan con acceso a los recursos necesarios para viajar a occidente. Pero para la mayoría de las mujeres árabes, escapar no es más que un sueño.

En norteamerica sin embargo, existen organizaciones que ayudan a verdaderos refugiados como ellas, a integrarse a la cultura y la sociedad occidental. Un ejemplo es “Ex-musulmanes de norteamérica”. Una organización que ayuda a quienes deciden abandonar el culto, lo que no es fácil, considerando que el castigo según la ley musulmana (Sharia) a quienes dejan de ser musulmanes, es la muerte.

Fuente: CNN

 

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *