El problema con el neomarxismo o «justicia social» en la educación

Jordan Peterson y Lindsay Shapherd

Grandes segmentos de jóvenes en todo occidente, están creciendo a espaldas de todo el pensamiento que no adscriba al dogma neomarxista, adoctrinados en esta ideología sin brindársele herramientas para entender la realidad por sí mismos. El culpable de este ocultamiento, es la presión social ejercida por profesores-activistas en la academia.

Cuando tres profesores de la Universidad Wilfrid Laurier reprendieron a Lindsay Shepherd, una profesora adjunta, el año pasado por mostrar a su clase un video de un debate televisado sobre pronombres de género; el profesor de Shepherd, Nathan Rambukkana, escribió una disculpa llamando la atención sobre su estilo de enseñanza. Él escribió: «está la cuestión de la enseñanza desde una perspectiva de justicia social, que mi curso intenta hacer».

Lindsay Shepherd no sabía que Rambukkana enseñaba desde una perspectiva explícita de «justicia social». Sin embargo, después de leer el plan de estudios, se dio cuenta de que había hablado sobre ello en clase, y que el material de lectura también lo mencionó. Sin embargo, incluso entonces, no estaba al tanto de cuán cargado está el término «justicia social» y cómo a menudo se alinea con la censura y el pensamiento único. Su respuesta cuando se le preguntó si reconoce términos de justicia social fue:

Mi título de pregrado es en Comunicación, por la Universidad Simon Fraser, y la esencia de mi programa fue aprender sobre el poder; principalmente el poder como se manifiesta en los medios y las industrias de medios. Estaba muy acostumbrada a hablar de feminismo, racismo y opresión. Menos sobre otros términos, que solo conocí en mi programa de posgrado, y muchos de ellos como resultado del incidente en Laurier, es decir, no estaba al tanto de ninguna crítica sustancial de la interseccionalidad, la teoría de género y la teoría crítica , ya que solo nos los enseñaron desde la «perspectiva de la justicia social».

Shepherd tuvo mucha exposición a la perspectiva de la justicia social, pero solo desde la perspectiva misma. Le enseñaron el credo de la justicia social, pero nunca se le enseñó a criticar esas creencias. Cuando se encontró con un profesor que hizo exactamente eso, Jordan Peterson, lo encontró interesante y nuevo, incluso cuando estaba en desacuerdo con él. (Más tarde se dio cuenta de que podía haber tenido razón sobre la legislación que criticaba). Así que compartió un video del debate con sus alumnos, y solo después descubrió que no solo no se enseñan las críticas a la justicia social (el neomarxismo), sino que ni siquiera se permite reconocerlas.

La metodología que sustenta gran parte de la perspectiva de la justicia social se conoce como teoría crítica. Lo notable de la teoría crítica es que se distingue específicamente de las teorías «tradicionales» por su énfasis en la crítica. Esto hace que la aparente falta de voluntad de sus adherentes a aceptar críticas sea especialmente notable.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario