Éste es el primer video que Youtube censura

El video cargado por la asociación “Renacimiento Americano” (American Renaissance) ha sido el primero en ser afectado por la política de censura de Google (propietaria de Youtube) contra los contenidos “controversiales”.

Haz click aquí para ver el video (en inglés).

La verdad sobre la biología humana: Un taboo posmodernista.

El vídeo en cuestión describe las diferencias de base biológica entre la inteligencia promedio de las diferentes categorías raciales estadounidenses y denuncia cómo la desinformación sobre este tema facilita la incitación al odio contra las personas de raza blanca.

Este video es análogo al manifiesto sobre las diferencias biológicas entre los sexos publicado por James Damore, empleado de Google que por este motivo fue despedido.

Las características de la censura de Silicon Valley

La posibilidad de compartir el video, o de darle “me gusta” han sido removidas por Google, así como los comentarios, que también han sido elimindos. Esto parece estar orientado a desincentivar la discusión libre y abierta entorno al video.

Tampoco se permite a las personas que concurren a ver el video saber qué cantidad de views tiene le video,  es decir, cuántas personas lo han visto antes, lo que parece estar diseñado para impedirte saber el grado de apoyo que estas ideas tienen en la población en general.

Si bien el objetivo de estas prácticas de censura parece ser claro, no es explícito. Como tampoco es explícito qué contenidos son “controversiales” y qué contenidos no. Al momento todo depende del criterio subjetivo de un equipo de moderación elegido por Google.

La falta total de transparencia y objetividad en cuanto a la política de censura es lo más preocupante. ¿Te imaginas vivir en un mundo en el que los prejuicios de los “justicieros sociales” controlan qué información te llega y cuál no? ¿No es una de las formas más perversas de opresión el controlar el pensamiento a las personas impidiéndoles el acceso a la verdad? Estamos a un paso de esto, comenzando el rápido descenso a la tiranía a la que nos llevan irremediablemente las restricciones al flujo libre de información.

“Ten cuidado de aquel que te niegue acceso a la información, porque en su corazón sueña con dominarte”.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *