Estudio halla que las mujeres más «progresistas» tienden a ser las más agredidas por sus parejas

En 1996, David Sugarman y Susan Frankel utilizaron una herramienta estadística para combinar los hallazgos de 29 investigaciones realizadas hasta el momento acerca de la relación entre ideología patriarcal y violencia contra las mujeres. Comparar grupos de hombres físicamente violentos con sus esposas y no violentos, así como mujeres víctimas de violencia y no víctimas.

Como desde la teoría del patriarcado se dice que a los hombres se los entrena para resolver disputas usando violencia, y que el justificar la violencia en la pareja sería parte del contexto de dominación, evaluaron qué tanto aprobaban los hombres el uso de violencia física en el contexto de una relación íntima.

Como desde la teoría del patriarcado se dice que las expectativas tradicionales para el rol de género femenino (obediencia, deferencia, lealtad, etc.) perpetúan una estructura de dominación masculina, evaluaron también las expectativas u opiniones (“attitudes”) sobre rol de género femenino tanto en varones como en mujeres.

Por último, como desde la teoria del patriarcado se dice que las definiciones culturales de atributos apropiados para el género están insertas en discursos e instituciones sociales y reproducen el poder masculino, evaluaron
qué tanto se identificaban hombres y mujeres con atributos culturalmente considerados masculinos (instrumentales) y/o femeninos (expresivos) .
Los resultados del metaanálisis fueron varios: Aparecieron perfiles de características que sugerían posibles dinámicas de interacción asociadas a la violencia, patrones de variación en los datos según qué miembro de la pareja informara sobre las opiniones de cuál, y hallazgos sorprendentes como que que las mujeres agredidas tenían opiniones de género más progresistas que las no agredidas (la hipótesis era que tendrían opiniones más conservadoras).

De este estudio, la principal conclusión fue la siguiente:

“En líneas generales, los resultados ofrecen apoyo parcial al componente ideológico de la teoría del patriarcado cuando se evalúa a nivel del individuo.

Mientras que los varones agresores aceptan más el uso de violencia hacia sus esposas, la evidencia que vincula esta violencia asuntos de opiniones o identidades de género “tradicionales” es limitada.

Esencialmente,  el único componente de la “ideología patriarcal” que consistentemente predice la agresión a la mujer es la opinión del varón acerca de la violencia.

Fuente:

Sugarman, D. B. & Frankel, S. L. (1996). Patriarchal ideology and wife-assault: A meta-analytic review. Journal of Family Violence, 11(1), 13-40.

https://www.researchgate.net/publication/225781158_Patriarchal_ideology_and_wife-assault_A_meta-analytic_review
Traducción y resumen:  Isidoro

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario