Para la Organización Mundial de la Salud, las “personas trans” sufren de una patología.

Según la OMS, las personas que se sienten atrapadas en un cuerpo de otro sexo, padecen de un trastorno mental, la Disforia de Género. Esta apreciación la realizan en base a que tal condición está “asociada a un malestar mental y problemas que impiden el funcionamiento adecuado del razonamiento”.

Causas del transexualismo

Existe evidencia científica indicativa de una raíz biológica del trastorno. Esta se halla en niveles hormonales, alteraciones genéticas y diferencias en la estructura cerebral.

Estudios de gemelos, indican que la disforia de género es hereditaria en un 62%(Estudio).

En varones biológicos, la disforia de género está asociada a una variación genética que disminuye la sensibilidad a andrógenos, como la testosterona.(Estudio)

Posturas ideológicas neomarxistas (ideología de género)

Quienes padecen este trastorno, muestran una salud mental más precaria que quienes no la padecen. El establishment académico neomarxista de las ciencias sociales (que postula que la heterosexualidad es una imposición de la sociedad y no una predisposición natural de las personas) también acusa que este malestar se debe a una estigmatización social, y no a la contradicción irresoluble entre la realidad y la creencia patológica del individuo.

Factores de riesgo de Disforia de Género o transexualismo:

  • El 80% de las madres de niños con disforia de género padecieron algún tipo de enfermedad mental.
  • El 45% de los padres de estos niños también.
  • Hay prácticamente un 100% de ausencia paterna en los hogares de los chicos que padecen disforia de género severa.

Fuentes: Infobae / Revista Science / The Journal of Sexual Medicine / healthresearchfunding.org

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *