¿Realmente queremos igualdad las mujeres? – Por Nikita Coulombe

Familia y Relaciones¿Realmente quieren las mujeres la igualdad? Es una pregunta que debería pensar cada una de nosotras, pero francamente, no creo que muchas de nosotras lo queramos, no verdadera igualdad al menos. 

Las feministas nos han hecho creer que la vida es mucho peor para las mujeres que para los hombres, que somos débiles y el “patriarcado” está contra nosotras, y por lo tanto merecemos todas las clases de programas y ventajas sólo para estar en una igualdad de condiciones con los hombres. Pero el hecho es: aquí en Occidente, estamos bastante bien. Desde muchos puntos de vista mejor que los hombres. Y si mirásemos con claridad las vidas masculinas, podríamos verificar esto.

¡La mayor parte de nosotras no quieren pagar la mitad de la cuenta en las citas, no queremos trabajar en empleos sucios y peligrosos, no queremos que nos recluten si hubiera una guerra, no tenemos que demostrar a un tribunal  que nuestros hijos nos necesitan tras un divorcio, y no queremos servir de guardaespaldas o ser el primero en tener que bajar cuando oímos un ruido extraño… y por suerte para nosotras no tenemos que hacerlo!

Debido a que los hombres hacen estas cosas. Voluntariamente. Cada día. Ellos no piden un “gracias” porque está tan incorporado en ellos el dar y servir. Y, aunque pueda sorprender a algunos lectores, los hombres hacen estas cosas porque aman a las mujeres.

El debate embarrado sobre la brecha salarial

¿Debería pagarse a mujeres lo mismo que a los hombres para hacer el mismo trabajo? Absolutamente. Pero el “debate” de la supuesta brecha salarial está lleno de engañosos titulares y datos infundados. Los hombres trabajan más horas que las mujeres y eligen especialidades que requieren mayor responsabilidad. Por ejemplo, más mujeres asisten ahora a la facultad de medicina que hombres, pero gravitan hacia áreas como pediatría, más bien que la cardiología y la neurocirugía, que llevan mayores riesgos y responsabilidades, tienen horas más exigentes (ver aquí y aquí), y como una consecuencia, pagar más.

Las instituciones están tratando de llegar a más mujeres para entrar en estas carreras mejor pagas pero más demandantes y, naturalmente, están confundidos sobre por qué no pueden aumentar su número. ¡La razón es   —  las mujeres no tenemos por qué hacerlo, así que no lo haremos!- La brecha de género es en realidad más pronunciada en naciones donde las mujeres tienen la mayor parte de libertad de perseguir independientemente de la profesión que quieren. Hay un mayor porcentaje de científicos de sexo femenino en Rusia o Turquía que en Canadá o Alemania, por ejemplo.

FUENTE: medium.com

Imagen cortesía de nikitacoulombe.com – Todos los derechos reservados

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *