[Comunicado] Sobre la agresión al camarógrafo de TNU en la marcha por la mujer


Desde VaronesUnidos deseamos expresar nuestra preocupación por  el ataque al camarógrafo Miguel Nazar de TNU, que ha sido titular de la prensa nacional.

La violencia física es contraria al espíritu del igualitarismo de género que defendemos desde VaronesUnidos y que debería ser el pilar fundamental del movimiento feminista, como lo es del masculinista que nosotros representamos en Uruguay.

Si bien estos hechos no significan que el movimiento feminista sea un movimiento esencialmente violento, si nos alerta sobre la existencia de elementos violentos formando parte del movimiento. Como se puede apreciar claramente en la filmación, las consignas que grafiteaban los agresores, eran las mismas consignas ej. “Violencia Machista”, que pueden encontrarse en el material de propaganda del movimiento feminista.

No se puede decir que estos son grupos opuestos al movimiento feminista que hayan infiltrado la marcha, sino que lamentablemente forman parte del movimiento.

Es un problema, que elementos violentos de estas características se sientan atraídos al movimiento feminista por la retórica e imaginería belicista, revanchista, arrogante y por momentos supremacista que suele desplegar.

En la discusión posterior al suceso, muchos feministas pedían que no se juzgara a todo el movimiento por las acciones de unos pocos violentos. ¿Pero el feminismo no ha venido juzgado por años a toda la sociedad como machista y a todos los hombres como violentos por las acciones de unos pocos?

El feminismo tiene que despertar a la realidad, rechazar la simbología de la agresión, condenar la misandria (el odio al varón), como nosotros condenamos al machismo, abandonar el dogmatismo fanático filohembrista y volver a encontrar su carácter humano, asumir su falibilidad, sus equivocaciones, y resolverlas. No puede ser que quienes pretenden dar cátedra a toda la sociedad sobre cómo combatir la violencia, sea incapaz de combatir la violencia en su propio seno.

No estamos en contra de la existencia del movimiento feminista, y mucho menos de quienes desde el feminismo genuinamente trabajan en pro de una verdadera equidad de género. Pero para lograr una mejor sociedad necesitamos, nos merecemos, un mejor feminismo.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *