Feministas quieren prohibirle a las mujeres ser amas de casa

Imagen cortesía de outono.net – Todos los derechos reservados

Cuando un niño llega a una pareja la vida de ambos cambian, hábitos y costumbres se amoldan para darle un bienestar al infante que se suma a la familia. Los movimientos feministas, basándose en un informe económico que explica sobre las pérdidas que hay por las mujeres que se quedan en casa o trabajan tiempo parcial, han aprovechado para buscar la prohibición que las mujeres sean amas de casa.

La crianza de un niño necesita, particularmente en sus primeros años, una particular concentración en su cuidado y el desarrollo afectivo necesario para un normal desenvolvimiento en su adultez. Los movimientos feministas buscan alejar a las mujeres de tareas tradicionales, apuntando al patriarcado como principal motivo o causa, sin embargo el problema es más profundo y tiene que ver con llevar en simultáneo la edad fértil femenina con su desarrollo profesional.

Este reclamo tediosos e infundado del feminismos contra estereotipos de géneros que se relaciona con ideas restrictivas de la historia puede llevar a serios problemas en la conformación de la familia y la crianza de los niños. La división equitativa de tareas no implica la abolición o prohibición de las mismas en desmedro de otras. El feminismo más que a igualdad apunta a romper con el desarrollo de la vida y la proyección íntegra de una mujer, como madre y profesional.

 
FUENTE: The Daily Telegraph

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *