Feministas radicales y Anarco-comunistas de Antifa linchan transeúntes y periodistas

AntifaEn la ciudad de Berkeley, en California, sitial de una de las Universidades más importantes de Estados Unidos, están sucediendo episodios de violencia protagonizados por estos grupos de extrema izquierda.

En respuesta a una marcha «Contra el Marxismo en Estados Unidos», grupos de decenas de ultraizquierdistas encapuchados y armados con palos, tuberías de metal y spray pimienta salieron a las calles desencadenando varios linchamientos de transeuntes que han quedado registrados en video, a los que se calificó de «nazis» por nimiedades tales como usar el gorro rojo de Donald Trump o vestir una remera polo.

A diferencia de los enfrentamientos en Charlottesville con la ultraderecha, en que ambos lados del enfrentamiento se encontraban en condiciones equiparables, esta expresión de violencia política por parte del bloque al que el feminismo radical se encuentra integrado es especialmente cobarde, puesto que es profesada hacia personas individuales indefensas frente a grupos de decenas de extremistas armados.

En uno de estos episodios, un padre y su hijo de 16 años, ambos hispanos, según su versión caminaban por la calle cuando integrates de Antifa golpean al joven por la espalda y le quitan la gorra de Trump que tenía puesta desencadenándose un enfrentamiento que lleva a que decenas de extremistas (incluidas mujeres) ataquen a golpes a ambos.

En otro episodio un periodista liberal independiente, fué señalado como «nazi» por la turba neomarxista por usar una remera polo que aparentemente sería un «simbolo nazi» para los autoproclamados «anti-facistas». El periodista fué empujado, golpeado y su celular robado por un extremista.

La Marcha contra el Marxismo en Estados Unidos fué cancelada frente a amenazas de violencia proferidas por miembros de Antifa, que la calificaron (para variar) como «Nazi» y «Supremacista blanca».

Los organizadores también sospechan del apoyo tácito a Antifa por parte de las autoridades Demócratas de la ciudad, quienes en enfrentamientos anteriores habrían ordenado a la policía no intervenir para proteger a las víctimas. La policía tampoco ha intervenido en este caso y la cobertura mediática de estos eventos ha sido mínima.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario