Análisis del capítulo “Cuestión de puntos de vista: la argumentación” del Cuaderno para leer y escribir en quinto año de ANEP- CEIP por Gabriela Illanes

Imagen cortesía de tuttiprint.com.uy – Todos los derechos reservados

Escribo este análisis debido a la preocupación que me generó el  capítulo del cuaderno de quinto por los siguientes motivos:

1.- La elección de los personajes, si bien está asociado a los cuentos “Antiprincesas”, tienen un marcado contenido político, que además no ilustra el tema en cuestión. Es decir, Frida Kahlo fue una gran artista, pero no se puede tomar como alguien que pueda romper estereotipos de roles de género, cuando una simple búsqueda por internet muestra la realidad de su vida personal.

2.- En el libro se hace referencia a que ser “soñadora” no es digno de una “anti-princesa”. ¿Cómo decirles a las niñas que dejen de soñar, las puede empoderar?

3.- Da como única opinión, que los cuentos tradicionales están mal, así como los de Disney y también. No da lugar a que se tome nada de los cuentos que, probablemente, ya conocen. Las fábulas dejan moralejas que han servido por generaciones y no se da lugar a las buenas enseñanzas que eso pueda aportar.

En lo personal, opino que está mal puesto el foco de lo que pueda ser criticable en los cuentos tradicionales. Por ejemplo, tanto Cenicienta, Blancanieves, La Bella Durmiente y otras, eran maltratadas por otras mujeres y no por el Príncipe, por lo tanto, no es una crítica completa, sino una sesgada por la visión feminista de las autoras.

Algo que se ve claramente en el “chiste” que menosprecia al marido.

4.- No estoy de acuerdo con la forma de “romper” los estereotipos sexistas de esta manera. Como dije antes, es más preocupante el maltrato femenino que recibían algunas princesas, que el hecho de casarse con un príncipe y formar una familia.

Me parece importante que también se mantenga la opción de ejercer el rol de madre y esposa por elección. Todo el capítulo se ocupa de menospreciar ese aspecto.

Por otro lado, por algo son cuentos de hadas, el matar la imaginación de los niños por el afán de incluir realismo, me parece contraproducente en su infancia. ¿Acaso queremos que dejen de imaginar hadas madrinas, poderes de superhéroes o alfombras voladoras? ¿En qué otro momento de la vida lo van a poder hacer?

5.- Todas las actividades manejan ideas feministas como la idea de la imagen de Barbie. Los varones también tienen imágenes que pueden no ser alcanzables y cuyo principal atractivo es no ser “humanos”. Está mal encarado, desde mi punto de vista, el problema no es la imagen de Barbie, sino que no les enseñemos el verdadero empoderamiento a las niñas.

6.- La elección de Eduardo Galeano como referente para niños es también un tema político. Al igual que en el caso de las niñas, creo que los niños tienen derecho a imaginarse como Batman o como cualquier superhéroe de su preferencia. No puede haber una sola opción porque eso viola laicidad de la escuela. Si presentar a Galeano como un referente más realista a tener en cuenta. Pero me parece demasiado contenido político parcial hacia la izquierda en los enunciados a trabajar.

Así como no permitimos religión en las escuelas públicas, tampoco debe haber inclinaciones políticas.

7.- Los enunciados de probabilidad y certezas no dan espacio a la crítica ni otra opinión.

8.- Lo mismo ocurre con la siguiente actividad que condiciona el pensamiento del niño.

9.- El discurso de Emma Watson fue tema de discusión y debate en mí casa, ya que mi hijo fue convencido de que las mujeres son unas oprimidas que no tienen los mismos derechos que los hombres. Eso no es real ni en Uruguay ni en Occidente. Por lo tanto, agradecería se revise el mensaje que se le está dejando a nuestros niños.

En conclusión, creo que el libro está teñido por discurso político de izquierda y feminismo. En mi caso en particular, tengo un hijo varón, al cual no pienso dejar que sea educado con culpa de serlo. No estoy de acuerdo con que se le muestren situaciones parciales y mucho menos a tolerar discurso político en textos de escuela.

Si bien, el capítulo ya fue desmentido en casa, quiero que se tome nota para mejorar el discurso para los años siguientes.

Te dejamos el libro completo para su lectura y revisión

 

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario