El autobús de la discordia – por Enric Pont

¿Existe una campaña mediática para llamar el “autobús del odio” o el “autobús de la vergüenza” a una inciciativa en contra de la ideología de género ligada a la iglesia?Los medios nos quieren hacer creer una realidad que es completamente falsa: que la ciencia es homofóbica.

¿Como se puede prohibir algo que es científico, aunque quien lo diga siga sus propios dogmas?
o dicho de otra forma: “¿Está cualificado quien impone un dogma denunciar a quien tiene el suyo propio?

Entre los infinitos comentarios que han provocado los múltiples posts, una gran cantidad de ellos pedían la quema del autobús.

En 24 horas hemos contabilizado el apoyo a «quemar el autobús» en estos medios una cantidad impresionante de publicaciones:

laSexta l Noticias

      . 8 posts con la foto del autobús + 14 posts relacionados

Diario Público

      . 7 posts con la foto del autobus + 4 posts relacionados

eldiario.es

      . 5 posts con la foto del autobús + 3 posts relacionados

20minutos.es

      . 5 posts con la foto del autobús + 3 posts relacionados

El Plural

      . 4 posts con la foto del autobús + 4 posts relacionados

Antena 3 Noticias

      . 4 posts con la foto + 3 posts relacionados

El País

      . 3 posts con la foto del autobus + 4 posts relacionados

El Mundo 2 posts con la foto del autobús

La pregunta no es si existe una campaña para desacreditar esta inciativa, sino ¿cuáles son los motivos que impulsan a demonizar esta iniciativa?
Podría ser comprensible debido a la revulsión popular hacia la religión, pero viendo la gran cantidad de posts publicados simultáneamente y relacionados en defensa de la ideología de género, no queda duda de que se ha activado la alarma social en defensa de la imposición forzosa de la perspectiva de género en la educación obligatoria.

Esta es una evidencia práctica de lo que es la ideología de género: una consigna a la que responden la totalidad de medios de comunicación más influyentes.

La imposición de la teoría de género es una realidad. Y luego hay quienes tienen la desfachatez de negar la existencia misma de la imposición de la ideología de género en las escuelas.

 

Compartir TWITTEAR

2 thoughts on “El autobús de la discordia – por Enric Pont”

  1. Hay un sexo biológico esta claro que los niños tienen pene y las niñas tienen vagina, pero además hay un sexo sicologico, y pides haber nacido en un cuerpo equivocado o que no te corresponda hormonalmente o ideológicamente y esta bien de cambiarlo pero cuando uno sea mayor de edad o por lo menos pase la adolescencia y sepa en realidad lo que desea, pero no porque un niño o una niña diga con tan solo 4, o 7 años que desea cambiar de sexo es decir ser un transexual, como la ideología de género defiende y se ha hecho con niños de muy corta edad en Estados Unidos, habrá que esperar a la pubertad que decida libremente y conscientemente la persona después de pasar pruebas Sociológicas y demás, no alegremente cambiar de sexo porque un niño o una niña diga que le gustan las cosas del otro genero que son solo roles sociales impuestos pues no existen ni cualidades femeninas ni cualidades masculinas si no potencia,idades a desarrollar ni existen ni guna virtud o defecto que sea exclusivo sólo de un genero.
    Por lo cual todo debería ser unisex, a sin no se vería uno en la necesidad de querer cambiar de sexo para poder hacer o sentir lo que hasta ahora han sido cosas de hombres o de mujeres, y si se tiene una orientación sexual homosexual pues muy bien como hombre se puede amar y sentir atracion sexual y afectiva hacia tu mismo sexo como mujer sin tener necesidad de cambiar de sexo, y aún asín si se desea cambiar de sexo, hacerse transexual, o tranvesti (transgenero si operarse) pues que lo haga y que cada cual vista como quiera pero lo de cambio de sexo debería ser cuando se obtenga la mayoría de edad y con asesoramiento médico, sicológico, siquiatrico y demás.
    Y ante todo respeto , tolerancia y libertad. Unidad en la diversidad .

  2. Lo que tu me estás contando es exactamente, aunque algo moderado, el mismo discurso de la ideología de género.
    No existe un sexo psicológico, sino una conducta sexual de carácter psicológico.

    Aquí el video de una entrevista al entonces presidente de la APA, cuando la homosexualidad se hizo aceptable, donde indica claramente como la homosexualidad fue retirada de los transtornos de la conducta sin pruebas científicas y por presiones políticas.

    Nicholas Andrew Cummings describe que en los años setenta los movimientos feminista y gay prácticamente no se diferenciaban el uno del otro y que esta desclasificación se realizó por motivos únicamente políticos, convirtiéndose a finales de los años 90 en un poderosísimo lobby, que controla actualmente la Asociación Americana de Psicólogos.

    video subtitulado https://gloria.tv/video/yTFyWwgFuiUa3dvKyRXG7Qdtt

    La identificación sexual de la infancia es el proceso evolutivo del niño en el cual se identifica con uno de los dos sexos, y generalmente éste coincide con su sexo biológico excepto si hay un conflicto entre sus expectativas hacia los referentes que le sirven de modelo para su identificación.
    Como este proceso puede oscilar desde edades muy tempranas hasta la preadolescencia, es natural que quienes se sienten atraídos por el mismo sexo no puedan distinguir (recordar) el momento en que se dió esa identificación y ni los motivos (hasta los cuatro o cinco años el niño no empieza a retener en la memoria sus vivencias)-

    Lo que la ideología de género hace es interferir en ese proceso de identificación al sugerir al niño que puede elegir su sexo, cuando eso no solo no es cierto (pues su sexo siempre será uno u otro, a pesar de que se practiquen operaciones y tratamientos hormonales).

    En cuanto a respeto, tolerancia y libertad, precisamente la imposición de la ideología de género en la educación obligatoria no está respentando ni al niño ni a los padres del niño, no tolera que otros piensen distinto a ellos (al fin y al cabo es una ideología y no ciencia), y la libertad, como es sabido, termina cuando empieza la de los demás, y los demás deben ser libres de elegir o no su propia ideología.
    ¿Unidad en la diversidad? No, diversidad antes que la unidad. La unidad, en ideología de género es interpretada como uniformidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *