[Intoxicándonos] : ¿Qué tan baja autoestima se debe tener para participar y ser público en ese programa?

Imagen cortesía de ultimasnoticiasenred.com.mx – Todos los derechos reservados

Hoy en día el concepto de amor está jodido, hecho que es muy visible desde la cotidianidad de las personas; siguiendo patrones o estereotipos que resultan dañinos a la salud mental y física. Por si fuera poco, esto se ha ido normalizando cada vez más al punto de que hay mujeres u hombres que viven en la idealización de las personas y no en la realidad ¿Será por miedo? ¿Algún rasgo psicótico? Tal vez estas hipótesis no tarden mucho en ser aceptadas, si no es que ya lo son.                                         

Ante este fenómeno existe un programa televisivo que contribuye a esta problemática ¿Cómo se llama? Su nombre es Enamorándonos ¿De qué trata ese programa?  Hay tres vertientes para poder hablar del mismo:

Institucional: Es un programa televisivo de TV Azteca, en donde hombres y mujeres podrán encontrar el amor.

Opinión “pública”: Sólo es un programa en donde se divierten hombres y mujeres, pasan un buen rato, conocen nuevas personas.

Análisis: Un programa denigrante para los participantes debido a que las “dinámicas” son realmente manifestaciones de violencia, dominación masculina, humillación, discriminación, clasismo, y en algunas ocasiones racismo, términos que pudieran ser similares, pero son diferentes. Estas conductas se han normalizado tanto que nadie reclama al participar en ellas, dejando en segundo plano su integridad, autoestima y respeto a sí mismo –Difícil de creer-

Como se puede notar hay una gran diferencia entre las 3 vertientes, sin embargo, eso no quita que las 3 formen ese programa tan poco grato. Entonces si existe un programa así ¿Por qué lo siguen pasando?  Lamentablemente un punto a su favor puede ser la alta audiencia ¡Qué! ¿Cómo es posible que un programa de ese tipo siga al aire? Por el hecho de que la violencia se disfraza de humor ¿Y cuántos se atreverían a criticar el humor? Se entiende que es un programa de entretenimiento, pero, eso no quita el daño que se están haciendo ¿Cuál daño? Si todos salen riéndose y con pareja, bueno, esa visión entraría en la vertiente institucional y de opinión, ya que desde la vertiente de análisis simplemente les crean una realidad que no es ¿Cómo es eso? Les generan un esquema de aspiración a ser populares y famosos cuando no lo son, sólo están siendo parte de un montón de elementos para el beneficio del programa.

Un común denominador en ese programa es la actitud de su público; la mayoría hacen lo posible por llamar la atención a como dé lugar, aunque tengan que humillarse, ser groseros y malcriados -total eso ayuda a tener más rating- lo hacen, porque es bien sabido que, no a todos les pagan, sólo a los que generen polémica o sean “queridos” que traducido sería ¡Que les sirvan!

Es desagradable saber que todo este recorrido evidencia que la autoestima, integridad y dignidad de algunas personas sí tiene precio.

Quiéranse un poquito más, es gratis.

LUIS ARTURO RANGEL GALLARDO

Estudiante de noveno semestre de la Licenciatura en psicología del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud Unidad Santo Tomás, del Instituto Politécnico Nacional.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *