Mujer apuñaló a su marido delante de la hija de ambos

Mujer apuñaló a su marido delante de la hija de ambosUna mujer de 34 años, residente de la localidad de Torremolinos, en España, apuñaló a su marido con un cuchillo de cocina en presencia de la hija de ambos.

Todo comenzó como una discusión normal de cualquier matrimonio o pareja, pero luego la cosa se fue poniendo cada vez peor, hasta que la mujer tomó un cuchillo de la cocina y quiso apuñalar a su marido, sin importar que una de sus hijas estuviera presente en ese momento.

La víctima intentó cubrirse con las manos, por eso lo encontraron con las manos brotadas de sangre. El hombre logró refugiarse en una de las habitaciones de la vivienda y esperó que arribara la policía. La comisaría de Torremolinos-Benalmádena había recibido una llamada minutos antes, en donde se le advirtió de la situación.

De manera inmediata, el esposo de la atacante fue trasladado al Hospital Clínico Universitario, donde se comprobó que los cortes perjudicó los tendones de su mano, además de presentar arañazos y mordidas. La mujer fue detenida por varias horas en la comisaría, y el caso ahora está en manos de la justicia.

La discriminación institucionalizada contra las víctimas masculinas de violencia doméstica, justificada en base a la teoría feminista.

Debido a que la teoría feminista está detrás de la definición sexista de la violencia de género, solo se considera “de género” la violencia contra la mujer. En este caso, aún cuando estuviera expresamente motivado no por un odio hacia su marido sino hacia los varones o la masculinidad en general, este crimen no queda comprendido dentro de las disposiciones legales de la violencia de género ni la víctima tendría derecho al tratamiento privilegiado que se les brinda a las víctimas femeninas de violencia en contextos análogos. Este caso nos brinda otro ejemplo, en el que la aplicación de la teoría feminista no solo falla en establecer la “igualdad de derechos”, sino que al contrario, crea una desigualdad en contra de las víctimas masculinas de violencia doméstica, a quienes se los discrimina y niegan derechos que a la mujer se le otorgarían. Y de la misma forma, la mujer agresora, enfrenta penas menores gracias al sexismo contra el varón inherente al concepto feminista de la “violencia de género”.

Fuente: diariosur.es

Imagen cortesía de seprin.info – Todos los derechos reservados

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *