Mujeres asesinas: Visibilizando el masculinicidio en Argentina – por Luis Alzogaray

Imagen cortesía de infoconnoticias.blogspot.com.uy – Todos los derechos reservados

No estamos hablando de la popular serie argentina que comenzó en 2005, en esta nota hablaremos de lo que el feminismo busca invisibilizar, al igual que los medios de comunicación, los asesinatos de hombres por las manos de mujeres, ya sean parejas o ex parejas en Argentina.

Utilizaremos el término masculinicidio, que si bien no existe como figura en el código penal, pero lo usaremos como forma de ver la otra cara de la moneda, de lo que las feministas tanto mencionan “el feminicidio“.

No buscamos hacer una categoría separatista de crímenes entre hombres y mujeres, todo asesinato contra cualquier persona es repudiable, sólo lo usaremos para visibilizar a las víctimas masculinas olvidadas.

Si bien son muchos los casos, por cuestiones de espacio nos detendremos en algunos, al final dejaremos un listado completo que hizo el politólogo y escritor Agustín Laje a partir de la recolección de datos de medios de prensa de los hombres asesinados por mujeres.

Quemó y Mató a su novio (Buenos Aires)

Florencia Trías de 19 años, quemó con agua hirviendo a su novio Mathías Cuello de 24 años, provocándole la muerte. El joven agonizó durante 22 días y falleció. Sin embargo a la asesina le dieron solo 9 años de cárcel, “Esperábamos una condena mayor, es una burla, dijo el padre de la víctima”.

Imagen cortesía de jujuyonlinenoticias.com.ar – Todos los derechos reservados

Le disparó y lo mató (Río Negro)

Susana Freydoz, la esposa del gobernador de Río Negro Carlos Soria, lo mató de un balazo en la cara. Fue condenada a 18 años de cárcel.

 

Quemó vivo a su esposo por celos(Jujuy)

Si bien la víctima no murió, claramente fue un “intento de masculinicidio“, vale la pena citar su testimonio para visibilizar la discriminación en lo legal que sufre el hombre. Emiliano relató al diario el Tribuno de esa provincia como fue que su esposa (no quiso revelar su nombre) a causa de una discusión por celos le roció alcohol y lo prendió fuego.

“La policía nunca la detuvo ni siquiera cuando la denuncié, gente del juzgado me dijo que, si las cosas hubieran sido al revés, si yo la hubiera agredido a ella estaría preso desde el mismo día de la agresión. La justicia hace esa discriminación porque soy hombre y ella una “indefensa” mujer”. “No hay igualdad de género para las leyes, tendrían que haberla imputado por tentativa de homicidio” señaló.

“Ella estuvo internada un tiempo por quemaduras en una mano, yo tengo el 40% del cuerpo quemado”. “Estuve en coma farmacológico para soportar el dolor, respirador automático, me falló el corazón, riñones, casi muero”.

“Quedé con horrorosas cicatrices, no puedo trabajar por las heridas en mis manos, no puedo exponerme al sol, tomo fuertes calmantes para el dolor, tengo que ver a 2 psicólogos en fin, mi vida es muy difícil ahora, y encima tengo que aguantar que esta mujer y sus padres me acusen de violento, sólo para justificar el salvaje accionar de su hija”.

“Jamás mostró arrepentimiento o culpa, todo lo contrario, ella y su familia siempre tuvieron una actitud desafiante, nunca entendieron que su hija por poco me asesina”.

 

Le dijeron maricón en la comisaría por denunciar a su mujer, ella lo mató (San Juan)

Alfredo Turcumán de 28 años, fue asesinado por su esposa Claudia Moya, quien lo apuñaló cerca de la tetilla izquierda, a la altura del corazón. El hombre agonizó durante 8 días.

Muchas veces fue golpeado por ella y cuando fue a hacer la denuncia por la violencia que padecía, en la comisaría no solo no se la tomaron, si no que le dijeron que no sea maricón, contó uno de sus hermanos al diario de cuyo.

En estos casos se puede observar la violencia institucional que sufren los hombres a la hora de denunciar hechos de violencia por parte de sus parejas, siendo doblemente difícil para el varón aceptarlo, denunciar por la vergüenza de ver cuestionada su virilidad.

Imagen cortesía de infobae.com – Todos los derechos reservados

Atropelló y mató a su ex novio (Mendoza)

Genaro Fortunato fue asesinado por su ex novia Julieta Silva, siendo atropellado reiteradas veces por el auto de la asesina.

 

Es asesinado y descuartizado por su mujer (Córdoba)

Se trata de Rubén cuello, quien su esposa Karina Lidia Signoretta, quien tras confesar el crimen acusó a su marido de violencia de género y sin más que el testimonio de la asesina, fue puesta en libertad.

Castró a su amante mientras dormía (Córdoba)

Otro intento de masculinicidio ya que la víctima corrió el riesgo de morirse desangrado por las lesiones. La agresora, Brenda Barattini, una arquitecta de 26 años que le cortó el pene y los testículos a su amante Sergio F. con una tijera de podar mientras dormía.

El hombre quedó estéril, ella se justificó y dijo que se defendió ya que el intentó violarla, no convenció porque se encontró anotaciones y búsquedas de internet ideas de como cortar genitales masculinos.

Aclaramos: los dos primeros casos son de 2012, el tercero es de 2016, y los cuatro últimos son de 2017, no es que durante los años siguientes no hubo más casos, si no que es difícil rastrearlos ya que solo los podemos encontrar por medio de artículos de la prensa, debido a que no hay instituciones que se encarguen de contabilizar estos casos.

Aquí vemos el peligro de generalizar la violencia ya que esto ha creado víctimas de primera categoría y víctimas de segunda; víctimas que merecen marchas multitudinarias y víctimas condenadas a la indiferencia social; víctimas que se constituyen en capital político y víctimas que a la política en nada sirven. víctimas que a los medios hegemónicos conviene visibilizar y víctimas que es preferible no mostrar; (describen a los hombres como golpeador o violentos sin ninguna prueba, justifican el asesinato de varones).

Fuente: Agustín Laje

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *