VIOLENCIA DE GÉNERO… pero la de verdad -por Entre Los Dos-

Violencia de género es compartir más de media vida con tu mujer, habiendo sido un hombre atento, cariñoso, fiel, romántico y sacrificado y un padre abnegado y ejemplar, para llegado el día menos pensado que tu pareja te plante en las narices una demanda de divorcio y te diga que te vas a enterar porque ella es mujer y te puede destrozar la vida si quiere.

Violencia de género es que tengas que enterarte a través de tu abogado que la madre pide la custodia total de los hijos, y que tú sólo tienes derecho a cuatro días al mes, por ser hombre, y que no eres igual que ella, por mucho que te hayan dicho lo contrario.

Violencia de género es comprobar cómo muchos abogados se niegan a defender a los hombres en los procesos de divorcio, pues es defender a un perdedor, y la mayoría te coaccionan a aceptar las condiciones de la madre para evitar “males mayores”.

Violencia de género es que tu abogado te recomiende ir siempre con un micrófono y videocámara en mano porque no tienes presunción de inocencia por ser hombre y tu palabra, frente a la de una mujer, no vale nada.

Violencia de género es que cualquier padre que pida la custodia compartida de los hijos en común pueda acabar esposado delante de sus propios hijos, familiares y vecinos, con una orden de alejamiento e impedido de contacto, sólo con la palabra de la denunciante como única prueba.

Violencia de género es que cuando el matrimonio se disuelve, el juicio social que se establece es que algo malo necesariamente ha hecho el hombre, y que si la mujer se opone a la custodia compartida, será por un buen motivo.

Violencia de género es que mientras que la madre recibe todo tipo de apoyo público, social e institucional, en un patético mecanismo de indefensión aprendida, el hombre, a quien han insultado, amenazado, humillado y agredido, no reciba apoyo social ni institucional de ningún tipo.

Violencia de género es que el teléfono público 016, que pagamos todos, no atienda las llamadas de hombres maltratados.

Violencia de género es que todas las Administraciones del Estado organicen campañas con dinero público, también de los hombres, para criminalizar, acosar y hostigar a los hombres por el mero hecho de ser hombres, llegando a afirmar desde periodistas hasta políticos que la violencia está en el ADN del hombre y que celebrar el Día del Hombre es como celebrar el día del terrorista.

Violencia de género es que no existan prácticamente asociaciones que ofrezcan asesoramiento y asistencia a hombres maltratados, así como tampoco casas de acogidas para hombres víctimas de violencia doméstica.

Violencia de género es que se niegue desde el Estado, las administraciones y poderes públicos la existencia de hombres maltratados, privándoles de cualquier ayuda y empujándolos directamente al suicidio.

Violencia de género es que desde el Estado, las administraciones y poderes públicos promuevan que un mismo hecho delictivo debe ser más duramente penado en el hombre que en la mujer, sólo por ser hombre.

Violencia de género es que un hombre deba demostrar en un proceso de divorcio que ha sido buen marido, buena persona y buen padre, mientras que la madre sencillamente no deba demostrar ni acreditar nada, simplemente con haber parido al niño le basta.

Violencia de género es que un padre en un proceso de divorcio deba soportar la vejación y la humillación constantes de ser sometido a escarnio público sólo por pedir igualdad ante la ley, no discriminación por sexo, respeto a la dignidad, respeto a la presunción de inocencia, pero sobretodo, el derecho de todo menor a seguir teniendo padre y madre en igualdad de condiciones.

Violencia de género es que en una vista provisional la jueza y la fiscal te digan que ellas jamás conceden una custodia compartida en unas medidas previas, aunque la ley no lo impida, y que aceptes el régimen de visitas que te ofrecen o saldrás peor parado.

Violencia de género es sufrir todo tipo de extorsiones y chantajes por parte de la madre impidiéndote acudir con tu propio hijo a las reuniones escolares o del centro de salud, con absoluta impunidad para ella porque es mujer.

Violencia de género es tener que pagar todos los meses una cuota alimentaria desorbitada, pero en cambio, que se te pueda impedir el contacto con tu hijo sólo por placer de la madre, que puede fingir enfermedad en cualquier momento.

Violencia de género es llamar a la Policía Nacional cuando la madre incumple el régimen de visitas y que te digan que no pueden hacer nada porque es la madre, y que te vayas o te detienen a ti como la madre se sienta acosada.

Violencia de género es verte apartado de la vida de tus hijos durante años, sólo por ser hombre, a la espera de un informe psicosocial y un juicio que garantice el derecho del menor a seguir teniendo padre y madre.

Violencia de género es llegar a la entrevista del equipo psicosocial y comprobar cómo psicóloga y trabajadora social van a dar la razón a la madre, sí o sí, al más puro estilo “yo sí te creo hermana”, sin importarles falsificar documentos, aportar testimonios falsos o simplemente emitir juicios viciados.

Violencia de género es llegar al día de la vista definitiva y comprobar que ni jueza ni fiscal se han leído los autos, no saben el nombre del menor, ni la edad, ni dónde reside, ni dónde está escolarizado, pero como tienen un informe psicosocial que recomienda custodia materna, coaccionan al padre a aceptarlo, impidiéndole que aporte testigos, peritos, documentos…. nada.

Violencia de género es que la Justicia no es que no tenga los medios, es que no tiene el más mínimo interés en averiguar las acusaciones obscenas e infames que toda madre lanza sobre cualquier pobre padre en un proceso de divorcio.

Violencia de género es comprobar que toda la documentación que aporta un padre a un juicio es desestimada, mientras sí se acepta la de la madre.

Violencia de género es sufrir con horror cómo prevalece la palabra de la madre, a la que se le da veracidad absoluta siempre, aunque incurra en incoherencias y contradicciones, aunque se demuestre que es una mentirosa, una manipuladora y una grave perturbada mental, mientras al padre no se le permite hablar, mucho menos aportar pruebas.

Violencia de género es cuando desde el primer minuto del juicio, la fiscal se posiciona del lado de la madre y sólo hace preguntas al padre concernientes a qué cuota de alimentos debe fijarse.

Violencia de género es cuando al padre se le han vulnerado sus derechos más básicos, se le ha tratado como un delincuente, como a un criminal, como si fuese un judío en la Alemania Nazi sólo por pedir seguir siendo un padre para sus hijos.

Violencia de género es cuando el padre es amputado de la vida de los hijos, sólo por ser hombre, amparándose cínicamente en su interés superior.

Eso es violencia de género: una violencia estructural en nuestra sociedad que hunde sus raíces en el hembrismo más repugnante y que emplea toda la estructura y fuerza del Estado para aniquilar a cualquier hombre que quiera seguir siendo un padre para sus hijos, por el mero hecho de ser hombre.

Violencia de género es emplear todos los resortes de poder del Estado, todas las administraciones públicas, todas las instituciones y observatorios, todo la burocracia y el engranaje del sistema judicial para vulnerar flagrantemente los derechos de cualquier hombre por el mero hecho de ser hombre.

Esa y sólo esa es la única violencia estructural que existe en nuestra sociedad. Esa y sólo esa es la única violencia de género que existe, la que han creado unas psicópatas misándricas para maltratar, vejar, humillar y empujar al suicidio a cualquier hombre que se les antoje. Todo muy legal.  

 

Autor: Entre Los Dos

Compartir TWITTEAR

4 thoughts on “VIOLENCIA DE GÉNERO… pero la de verdad -por Entre Los Dos-”

  1. Políticos,medios,instituciones:
    Dejen de hablar e inventar conceptos de odio y discriminación como violencia machista, terrorismo machista, lacra machista señalando implícitamente a todos los hombres como culpables por los delitos cometidos por algunos de su mismo sexo, generando odio, psicosis,que llevan a crear leyes genocidas que suponen la barbaridad de aplicar castigos colectivos por crímenes individuales.
    Imaginen la barbaridad que sería crear tribunales de excepción contra los negros por los blancos, o al revés.Especialidades jurídicas contra ellos,leyes,odio,comisarias,policias…Bastando la palabra de unos, sin más prueba, para encarcelar o condenar al otro, violando derechos humanos fundamentales y presunción de inocencia.Quizás vean la barbaridad que están aplicando contra todo el sexo masculino en sus leyes de género.
    Cada vez que ocurre un atentado rápidamente hacen llamamientos para decir que negros,blancos,musulmanes, o extranjeros no son responsables de este atentado,llamando a la calma y a la razón. No cometan ese crimen de hipocresía y de odio contra todos los hombres señalándolos en todos los medios a todas horas.Tras haber creado contra todo varón leyes terribles de responsabilidad colectiva. Dejen claro de una vez que las barbaridades cometidas por las personas no representa más que al despreciable ser que comete tal acto terrible e injustificable.
    Se han instrumentalizado casos muy graves para crear leyes bárbaras contra todo un sexo en las leyes de género.Ya se hicieron contra los negros o contra los judios. Olvidando algo tan sencillo y vital como que culpable de un delito tan atroz solo es el despreciable ser que lo comete,jamás todos los hombres, todos los negros o blancos, o todos los que tengan su misma raza, sexo o su mismo color de piel. Hacer esto, aplicar el derecho penal de autor como se ha hecho en las leyes de género contra los hombres es una barbaridad llena de odio sexista racista genocida que avanza contra razas, un sexos, un géneros o contra adversarios políticos. Las leyes de género se iniciaron día de los Santos Inocentes de 2004 y a pesar de su inutilidad,contraproducencia y la gravísima violación de derechos humanos sobre personas absolutamente inocentes que suponen, no han parado de crecer ni un solo día en odio psicosis y discriminación sin la menor reflexion que no sea agrandar el monstruo legislativo dotándolo de más dinero y tentáculos incluso extendiendo la psicosis y el odio al varón desde las aulas para intentar imponer una ideología política que es contraria a la igualdad, la Constitución, los derechos humanos la razón, la vida,destruyendo la concienciación necesaria en la no violencia, debido a su terrible injusticia.
    Ningún hombre,ningún blanco,ningún negro debería vivir con terror de que alguno de su mismo sexo o su mismo color de piel cometa un delito y se hagan leyes aún más terribles y genocidas contra los hombres contra los blancos o contra los negros. Esto no es igualdad. Es un crimen terrible contra los derechos humanos.Y es exactamente lo que se ha hecho en las leyes y el perverso invento del género contra los hombres, y se sigue agrandando el monstruo legislativo cada día más a pesar de su absoluta inutilidad y que el más ciego puede ver que leyes injustas no pueden hacer más que provocar mil veces más injusticias.Cada día una nueva medida contra todos los varones heterosexuales,y en definitiva contra la Constitución en lo más sagrado, que son los derechos humanos fundamentales a los que debería tener derecho toda persona sobre la faz de la tierra,y que jamás ningún político ni ninguna ideología debería poder violar en sus leyes.

    http://merecessaberlo.es/?p=292

    Estas personas representan sólo las víctimas del año 2018 de hombres asesinados por mujeres, que por ser de sexo varón el estado de género ni tan siquiera las contabiliza, sino que las oculta para no poner en riesgo lo que se ha convertido en el más perverso negocio de género contra la humanidad.No hay tanta diferencia numérica a pesar de que esta recopilación se ha de obtener por algunos medios que dan tímidamente la noticia y solo es posible saberla cuando la dan, pues para el hombre no existe cómputo oficial, ni condena,ni minutos de silencio…solo odio ataque y discriminacion institucional desde todos los poderes del Estado.
    Personas que son tratadas con absoluto desprecio y ocultación solo porque son de sexo varón.

    https://confilegal.com/20180430-sobre-los-102-ninos-asesinados-en-espana-en-los-ultimos-cinco-anos

    Otro dato terrible que oculta la ideología de género es que se producen más asesinatos de niños por mujeres que por hombres.Para todos aquellos que intentan justificar las terribles leyes de género contra los hombres en que se producen más casos de asesinatos de hombres sobre mujeres,decirles que a pesar de la inmensa gravedad de que haya más mujeres que atentan contra criaturas absolutamente inocentes, a nadie en su sano juicio se le ocurriría violarles a todas las mujeres sus derechos humanos fundamentales y crear tribunales de excepción solo para mujeres, generando a la vez odio y psicosis con todos los poderes del Estado contra todas las mujeres por mucho dinero que sustentase este crimen.No,jamás. Porque todas las mujeres, todos los hombres todos, los blancos, o todos los negros, no son culpables de los delitos cometidos por algunos de su mismo sexo o su mismo color de piel, y sufren idéntica e igualmente por tan repugnantes y abominables crímenes.
    El precio de las personas el «valor» de sus vidas depende de su raza, de su género, de su sexo o del color de su piel así quedó establecido en las perversas leyes de género de 2004 donde no vale lo mismo la vida de un hombre que la vida de una mujer. Leyes que en su absoluta y tremenda discriminación incluso discriminan a los absolutamente inocentes de toda esta sinrazón, los niños, que tendrán derecho o no a la consideración de género» dependiendo si quién maltrata es un hombre o es una mujer. Así pues cuando la maltratadora o asesina es una mujer estos niños no tendrán los mismos derechos a ser protegidos y derecho a las mismas ayudas.

  2. Día triste fué el día del 40 aniversario de la Constitución española.Que debería ser de júbilo y orgullo por la norma suprema que debería servir para evitar que se persiga a las personas por su raza, por su sexo,por su «género»,por el color de su piel, su orientación sexual, o por cualquier otra circunstancia personal o social.

    Si nos hubieran dicho que en España, en un país supuestamente constitucional, democrático y de derecho en pleno sigloXXI existirían leyes que discriminan derechos humanos fundamentales y presunción de inocencia a personas simplemente por el sexo con el que nacieron, jamás lo habríamos creído.
    Si nos hubieran dicho que se crearían cientos de tribunales de excepción especializados contra los hombres jamás lo habríamos creído.
    Si nos hubieran contado que se especializaría a los jueces en «perspectiva de género» obligatoria contra personas simplemente por su sexo jamás lo habríamos creído.
    Si nos hubieran contado que por la terrible psicosis generada, el invento de género contra todos los hombres, se detendría a personas, se las alejaría de sus hijos, se las expulsaría de su casa,se las privaría de sus bienes y se las condenaría simplemente por la palabra de otra, jamás lo habríamos creído.
    Si alguien nos hubiera dicho que se puede introducir en unos Presupuestos Generales del Estado inventos perversos ideológicos de género contra el hombre,el «solo si es sí» que servirá para violar aún mas la presunción de inocencia de todo varón heterosexual y sus derechos humanos fundamentales,agrandar el negocio de género y condenar a millones de inocentes pues se dará aún más veracidad a la palabra de una persona sobre otra simplemente por su sexo, jamás lo abríamos creido.
    Políticos ministros todos ellos desacreditando a los jueces a pesar de qué son los únicos que han visto las pruebas y los hechos, quitándoles la razón a los jueces,como ocurre con la manada española,e ignorando todas las manadas extranjeras,solo porque son extranjeras.Políticos que desacreditan a los jueces para dar la razón a la jauría humana que sale a las calles a pedir que se cambie el Estado constitucional y de derecho por la más perversa y criminal Inquisición, dónde lo que menos importa es si se condena a inocentes sino satisfacer el interés ideológico,político,electoralista y a la jauría humana hiperempoderada que sale a la calle.Políticos que ignorando la Constitución siguen legislando y violando derechos humanos a golpe de un clamor popular interesado y manipulado,por lucro y para mantener a salvo su interés electoralista, no importándoles violar derechos humanos fundamentales a inocentes, además de la forma más inútil estéril y contraproducente con las leyes de género contra los hombres.14 años de la injusta ley de Zapatero del 2004 lo avalan.Leyes injustas, terribles y discriminatorias no hacen más que generar y multiplicar el problema. Lejos de la menor reflexión por alguno de estos políticos, ni uno solo, terrible pacto de ceguera y de silencio, agrandan en mil veces más injusticia,ataque y discriminación las leyes de género en el Pacto de Estado contra el hombre de 2017. Real Decreto Ley 3 de agosto de 2018 y los cientos de ataques en forma de leyes,jurisprudencias…
    Jamás habríamos creido que existirían comisarías y policías especializadas contra personas simplemente por el sexo con el que nacieron.Que se crearían especialidades jurídicas para violar derechos humanos fundamentales a personas por su raza, por su sexo,por su «género» por el color de su piel,como se hace contra el hombre por con el perverso invento del género,jamás lo habríamos creído.Que se harían campañas de intación al odio a la psicosis y a la histeria colectiva contra todos los hombres con todas las instituciones, todos los poderes del Estado. Que por decreto ley 3 de agosto de 2018 se podría convertir en «jueces» a las miles de asistentas sociales de las miles de casas de la mujer y ayuntamientos de toda España contra el hombre, sin necesaria denuncia ni relación sentimental y que cualquier mujer sin escrúpulos pueda convertir en maltratador y destrozar la vida de cualquier hombre de la manera más perversa sin tan siquiera presentar denuncia.Que se pueda convertir en maltratador a un hombre sin tan siquiera conocerlo.Posibilidad que se abre, solo porque cualquier mujer o cualquier agente de la Inquisición de género así lo diga.
    Jamás habríamos creido que la Constitución en lo que son los derechos humanos fundamentales inalienables,inviolables serían ofrecidos a todas las comunidades autónomas para que cada comunidad decida el nivel de violacion sobre los derechos humanos fundamentales y la presunción de inocencia de todos los hombres..Así podríamos continuar con cientos de ataques que se realizan contra la Constitución,cada día uno nuevo.Solo el pacto de estado contra el hombre de 2017 contiene más de doscientas medidas inconstitucionales,todas contra los hombres,contra su presunción de inocencia y sus derechos humanos fundamentales.
    La Constitución Española en lo más sagrado e inviolable, sus derechos humanos fundamentales a los que debería tener derecho toda persona sobre la faz de la tierra, que ningún político con sus leyes nacionales autonómicas o locales debería poder jamás violar, ha quedado reducida a un verdadero insulto para todas aquellas personas que son vulneradas, masacradas en estos derechos humanos fundamentales simplemente por el sexo con el que nacieron. Derechos humanos fundamentales violados por una ideología de género perversa que llama a estas gravisimas violaciones leyes de la igualdad,y que aún siguen escritos en nuestra Constitución como el mayor de los insultos y burla sobre sus víctimas. Políticos que además pretenden la derogación de la prisión permanente para que monstruos terribles sin estar rehabilitados pueden salir a la calle y que a su vez permiten leyes que puedan condenar de la manera más perversa a miles de personas inocentes violando lo más sagrado qué es la presunción de inocencia. Que no está escrita de adorno en nuestra Constitución y en todas las constituciones del mundo y carta universal sobre derechos humanos fundamentales, sino que es vital imprescindible y de sagrado cumplimiento para evitar genocidios, holocaustos, persecuciones sobre millones de inocentes como ya tristemente nos ha enseñado la historia.

  3. Qué impactante es ver nuestra patética realidad plasmada en este artículo, todo ese abuso descarado que se ampara bajo leyes nocivas para nosotros los varones, cómo llegamos a esta situación? Leo el artículo y en mi mente aparece la historia de varios amigos, a quienes conozco por ser buenas personas, que han tenido que sufrir esa violencia hembrista. Un amigo mío que como muchos trabaja lejos de casa regresa un día y la esposa al tenerlo de nuevo en casa, le hace un escándalo y llama a la policía. Justo en ese momento, sin previo aviso, se entera que la esposa solicitó una orden judicial para alejar a mi amigo de su casa y de sus hijos. Podría meter mis manos al fuego por mi amigo, es una de las personas más pacíficas que conozco.

Deja un comentario