Ganamos #Brexit – Inglaterra se va de la Unión Europea

Más allá del resultado de la elección de ayer, favorable a que el reino unido se desligue de la Unión Europea, la campaña del #Brexit ha sido un excelente influjo de verdades hacia todos los que estuvimos prestándole atención a la campaña. Y vamos a comentarte aquí cuál es el vínculo entre el #Brexit y el feminismo.

Argumentos a favor de DEJAR la Unión Europea

Entre los argumentos a favor de dejar la unión europea, estuvieron:

El carácter anti-democrático de las instituciones que gobiernan la Unión Europea. El cual sigue el modelo soviético. Con brazo ejecutivo  no electo, irremovible y que sesiona en secreto, y un parlamento elegido pero que “está de adorno” no teniendo poder real alguno.

La pérdida de soberanía fue el segundo argumento más fuerte para dejar la Unión Europea. Este argumento se apoya en el hecho de la realidad de que la mayor parte de la nueva legislación promulgada en el Reino Unido fue propuesta por la Unión Europea, no por el gobierno británico, y este estaba “obligado”a aprobarla, por más que los representantes del pueblo se opusieran.

El exceso de regulaciones fue el tercer argumento de mayor peso en esta campaña. La creación de regulaciones a la industria desde los oscuros organismos no electos de la Unión Europea, se acusa que han servido a los intereses de quienes tienen acceso lobbyista a los miembros de esas comisiones. Como consecuencia de esto, para dar un ejemplo, la flota pesquera artesanal inglesa fué llevada a su desaparición, al tener prohibida la pesca en la mayor parte del mar territorial británico, mientras barcos noruegos y daneses, con permisos otorgados por la unión europea, tenían derechos de exclusividad sobre la explotación pesquera de estas aguas.

El control de la inmigración, fué el cuarto argumento fuerte de la campaña. El todavía primer ministro David Cameron, – que en esta elección hizo campaña para permanecer en la UE – en su campaña electoral para ser elegido primer ministro había anunciado que implementaría medidas para controlar la inmigración, que en Inglaterra, un país pequeño y sobrepoblado, es cada día una preocupación más fuerte, incluso entre los propios inmigrantes ya radicados allí. Una vez obtenido el liderazgo del país, Cameron intentó regular la inmigración, pero se encontró con la oposición de las comisiones de la Unión Europea, quienes le impidió realizar estas modificaciones a la política migratoria del Reino Unido que había prometido a su electorado.

Argumentos a favor de PERMANECER en la Unión Europea

Hacia el público en general, la campaña a favor de permanecer en la Unión Europea, como nos han mencionado desde las propias filas de esta campaña en Inglaterra, falló en crear una defensa argumental de su posición. La campaña por ende se basó en eslóganes que apelaron no a la reflexión racional sino a las emociones del miedo a lo desconocido, y el miedo a la aislación. Esta campaña del miedo, (análoga a la campaña Kirchnerista contra Macri, o la del hombre que volvía del futuro, del IR en la elección Uruguaya pasada), se apoyan en que muchas personas viven gracias a las subvenciones que reciben de la Unión Europea.

Hacia las clases acomodadas, la campaña tuvo un poco más de sofisticación, destacando los beneficios para los empresarios de disponer de mano de obra barata gracias a las políticas migratorias de fronteras abiertas, y la facilidad de acceso a los mercados de la unión para sus productos y servicios.

El antifeminismo y en general, la oposición al neomarxismo se unió detrás de #Brexit

Desde Latinoamérica y España, es poca la influencia que podríamos tener en esta elección, por lo que la cobertura desde los pocos medios críticos respecto al feminismo y al neomarxismo en general.

En el ámbito angloparlante, sin embargo, la campaña fué furiosa, desde trincheras opuestas, la campaña fué intensa, y mostró a muchas de las voces críticas respecto al feminismo como Lauren Southern, Milo Yiannopoulos o Paul Joseph Watson, haciendo una fuerte campaña apoyando la opción de que el Reino Unido dejase la Unión Europea.

El feminismo, por otra parte, ha estado casi unánimemente en favor de que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea.

¿Por qué desde el masculinismo y el antifeminsimo se apoyó al #Brexit?

Las instituciones antidemoctráticas de la Unión Europea, y otros organismos supranacionales, han sido y continuarán siendo los centros de poder por excelencia del pensamiento neomarxista desde los que se promueven: las políticas de fronteras abiertas y la degradación de las identidades nacionales, el aumento de las tensiones raciales, el feminismo de género y la ideología de género en general (mediante subvenciones multimillonarias).

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea representa un gran revés para lo que algunos reconocen como un proyecto neomarxista de coalescer a toda Europa bajo una sola institución burocrática y ademoctrática, modelada a semejanza de instituciones soviéticas ( + información ).

A su vez, esto representa una victoria de las libertades individuales sobre el colectivismo, del nacionalismo sobre el globalismo y de los valores democráticos sobre el burocratismo imperante en las instituciones que gobiernan el bloque regional europeo.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *