[Aborto] desde una óptica masculina te muestro cómo defender la vida

Cuando se debate sobre el aborto, desde una perspectiva provida se menciona la postura de las mujeres y de las que hacen referencia al niño por nacer y a los derechos que posee, pero poco se habla desde esta óptica sobre como los varones tenemos que defender la misma.

Imagen cortesía JMOlanoCantante(facebook.com) – Todos los derechos reservados

Es por eso que ya es hora que hablemos, les quitemos el micrófono a las feministas y sus «aliades» y nos defendamos de los posibles ataques que nuestra posición conlleva, así opina el salvadoreño José Manuel Olano, abogado, licenciado en ciencias jurídicas, cantante y docente universitario quien tras hablar del tema, su posteo se hizo viral en la red social facebook y a quien también entrevistó.

Su inspiración para defender la vida fue Jèrôme Lejeune, el médico y padre de la genética moderna (descubridor del síndrome de down y quien perdió el premio nobel de medicina por defender sus convicciones) que decía: «La calidad de una civilización se mide por el respeto que le profesa al más débil de sus miembros!»

«Desde muy joven, siempre me indignaron las injusticias, por eso estudié derecho y lógicamente parte de ellas son el aborto y todos los puntos de la agenda de género y hoy que estoy graduado y con mucha más conciencia que antes sobre estos temas no dudo en ser la voz de los que no la tienen.

El bien jurídico por excelencia ES LA VIDA, es una obligación promover su respeto y defenderla incluso hasta las últimas consecuencias, es un tema de interés público y no particular, ya lo sostiene el Art. 6.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos y, el hecho de que pretendan callarnos principalmente a los hombres ante tal injusticia y de excluirnos, me motiva más a pronunciarme más fuerte, claro y contundente», comentó.

Además el aborto constituye una injusta jerarquización de una vida humana sobre la otra, absolutamente incompatible con el principio de igualdad y no discriminación que sostiene a un Estado Constitucional y Democrático de Derecho donde TODA VIDA VALE IGUAL. 

Y porque la Constitución de la República de mi país (al igual que muchas de otras naciones) reconoce a la persona humana desde la concepción, porque mi código penal prohíbe todo aborto directo y porque todos los Tratados globales sobre Derechos Humanos hablan de un DERECHO A NACER Y VIVIR, no el del aborto. POR LO TANTO, ME METO PORQUE ES DEFENDER LOS VERDADEROS DERECHOS HUMANOS.

Otras razones que lo definen como un hombre provida son:

* Así como un padre debe cumplir con un deber, TAMBIÉN TIENE DERECHOS. ¡También podemos decidir!.

* Como hombre yo quiero que los derechos de los varones sean respetados DESDE LA FECUNDACIÓN. ¡TAMBIÉN VALEMOS, TAMBIÉN IMPORTAMOS! 

Imagen cortesía AmnestyInternacional.com – Todos los derechos reservados

Recordemos el caso ocurrido en febrero del 2020 en Colombia, donde Juan Sebastián,  un bebé de cerca de 8 meses de gestación fue abortado por decisión de su madre y tras ignorar la negativa de su papá Juan Pablo Medina. Lamentablemente el varón legalmente no puede hacer nada para defender a su hijo, para salvarle la vida, ya que en gran parte del mundo la ley no lo ampara, aunque en 2017 hizo historia un papá en Uruguay que ganó una demanda contra la que fue su pareja, impidiendo que esta asesine a su bebé.

Nos acordamos también de la bloguera feminista estadounidense, conocida con el sobrenombre de Lana quien en 2012 relató, que después de una ecografía y al enterarse que su bebé sería niño, decidió abortarlo por esa razón, ya que según su retorcida mirada no podía traer a otro «monstruo» al mundo.

Es que desde este colectivo también lamentablemente se promueve eliminar especialmente fetos masculinos, desde la teoría con consignas como «abortalo si es varón» o desde la práctica como ya lo pudimos ver en los casos anteriores.

* TAMBIÉN SER UN HOMBRE PROVIDA TE HACE SER TAN PROMUJER QUE DEFIENDES A TODAS LAS NIÑAS POR NACER. Nada más hipócrita que vender la idea de que «se las defiende » CUANDO SE ESTÁ IMPONIENDO ALGO QUE LES IMPIDE LLEGAR AL MUNDO, el feminismo nos llama a ser «empáticos», pero se le olvida que por culpa del aborto selectivo FALTAN 23,1 MILLONES DE MUJERES EN EL PLANETA.

* Y ante una crisis de la masculinidad NOS CORRESPONDE A NOSOTROS MISMOS, LOS HOMBRES DE HOY RESCATARLA, y que mejor que siendo VALIENTES POR LOS MÁS VULNERABLES DE LA SOCIEDAD Y LA FAMILIA… ¡LOS NIÑOS!

Imagen cortesía de aldiaargentina.microjuris.com – Todos los derechos reservados

A continuación vamos a refutar ciertos argumentos que intentan deslegitimar el punto de vista masculino cuando queremos referirnos a la temática.

Las feministas podrían objetar ¿Tenés útero? ¿No? Bueno, ¡ahorrate tu opinión sobre el aborto y mejor opiná sobre el abandono paternal!», bueno respondamos a esto por partes.

Este ridículo eslogan «NO ÚTERO, NO OPINIÓN» es una falacia genética (es decir, sostener que una postura no es válida por el origen que tiene) la cual busca desvincular y  excluyendo familiar, social y políticamente al varón, al mismo tiempo es un actuar dictatorial, es decir de censura.

Todos podemos tener opiniones sobre cualquier tema y, además, tenemos el derecho a expresar esas opiniones tan fuerte y frecuentemente como queramos. Limitar los temas sobre los que podemos expresar puntos de vista con base en los rasgos biológicos es sexista y discriminatorio

Otra de las muchas ironías es que dicen que los varones provida no podemos opinar sobre el aborto porque no somos biológicamente una mujer pero luego se contradicen al permitir que un hombre feminista o un transexual de izquierda opine a pesar de que tampoco son biológicamente mujeres.

Pero suelen basar su apología de la censura en la creencia de que los hombres no podríamos entender el problema en vista de que no llevamos fetos en el vientre, no tenemos menstruación, y tampoco sentimos los efectos del embarazo en el día a día.

Si bien esto es cierto y ellas son las encargadas de gestar, podemos ser los padres de ese niño que pariste, ya que una mujer no se embaraza sola (sin nosotros no hay vida, somos los que engendramos, no importa si es de forma natural o artificial, siempre se requiere de nuestra participación y ambos sexos aportan dos cosas que son imprescindibles).

Además podemos sentir la pérdida de un aborto igual que ustedes y ser sus compañeros en todos sus procesos femeninos.

También nosotros sufrimos el llamado “síndrome post-aborto”:

Bertina Morales, del Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia (IRMA) de Méjico que “ayuda a la reconciliación de personas que han abortado, al tiempo que brinda ayuda en casos de embarazos en crisis”, recuerda que el sufrimiento como consecuencia de un aborto no es un problema exclusivo de la mujer, sino que afecta física, emocional y psicológicamente también al varón, bajo la forma de “sentimiento de culpa, depresión, frustración y un estado de vacío interior”.

Ellos -explica Morales- reaccionan de manera distinta a como lo hacen las mujeres frente a un aborto. Mientras que algunos se oponen de manera violenta, otros que también se oponen no toman medidas para impedirlo. En otros casos, el varón finge ser neutral, dejando la decisión a su compañera. Así como algunos presionan a la mujer para abortar, pero los hay también que sólo se enteran del aborto cuando éste ya está consumado.

Se puede opinar y estar en contra del aborto sin haber abortado así como se puede opinar y estar en contra de la esclavitud sin haber tenido esclavos.

En cuanto a lo de “es mi cuerpo” la feminista que diga esto parece no saber de ciencia porque  la vida humana que lleva adentro no es parte de su cuerpo ya que por ejemplo tiene un ADN, o hasta un sexo diferente al suyo.

Imagen cortesía de sociologiaenlaunjfsc.wordpress.com – Todos los derechos reservados

«Pero a ustedes machitos les gusta defender fetos para después abandonar a sus hijos regados» podrían decir y esto es falso porque a nosotros más que a nadie nos corresponde decirle a los hombres cobardes e irresponsables que abandonan, que inducen o fuerzan a sus parejas al aborto ¡QUE ESO ESTÁ MAL! ¡UN VERDADERO MACHO LUCHA POR SUS HIJOS! La promoción de la paternidad y maternidad responsable forman parte INHERENTE de la defensa de la vida,¡ES QUE DE ESO SE TRATA! si no deja de serlo.. La responsabilidad ES POR ANTONOMASIA o sea ya va implícito, puesto que, el respeto de la vida del que está por nacer conduce a que las personas se hagan cargo de sus responsabilidades. Por otra parte debe quedar claro que no sólo se trata de que nazca, la vida se defiende en todas y cada una de sus etapas Y POR ESO ES QUE LOS HOMBRES PROVIDA ACTÚAMOS ASÍ

«Pero si ustedes pudieran abortar, el aborto se permitiría ya hace mucho tiempo!» podrían replicar, a lo que comentamos que «indistintamente del sexo que tuviera la capacidad de gestar la vida tendríamos las mismas consideraciones jurídicas enfocadas hacia el respeto de la vida, PORQUE ES UNA VIDA DISTINTA A LA DEL PADRE Y LA MADRE por lo tanto no sería «el cuerpo del hombre» y por ende no existiría tampoco ese derecho al aborto, porque no hay derecho a disponer sobre la vida ajena».

A falta de argumentos podrían seguir comentando «¿acaso ustedes cuando se masturban no eliminan células? ustedes también abortan a sus futuros hijos!»

la comparación entre un espermatozoide y un embrión es falacia de falsa comparación, producto de una terrible ignorancia. El espermatozoide es célula haploide que constituye el gameto masculino, además posee ADN del hombre que lo expulsa en su semen, bajo ningún criterio es vida humana, es decir es una célula que pertenece al hombre, así como están los óvulos que pertenecen a las mujeres, no es nada comparado con la vida humana, EN CAMBIO EL EMBRIÓN, en su primera fase Cigoto, es una célula totipotencial, pluripotencial, con ADN propio distinto del padre y de la madre.

El cigoto existe a partir del momento en que el óvulo y el espermatozoide se unen y desaparecen los gametos, y es totipotencial y pluripotencial desde la fecundación porque tiene la capacidad de ir desarrollando sus propios tejidos, órganos y todo su cuerpo, completamente distinto al de la madre, nunca es un órgano ni como un órgano de la madre porque no pertenece a ninguno de sus sistemas ni tampoco cumple una función como el riñón, el hígado, el páncreas etc.. no es parte de la madre.

A los varones no nos pueden excluir ¡Y NOSOTROS NO LO PODEMOS PERMITIR! Porque la verdadera revolución es contra el nefasto establishment que pretende imponernos una dictadura a través de la agenda global de género donde pasamos a ser «ciudadanos de segunda y donde el tratar de silenciarnos frente a una de las más crueles injusticias y donde sin nosotros no hay continuidad de la propia humanidad es un ejemplo de ello.

 ¡A SI QUE SI SOS PROVIDA, NO TE CALLES Y DEFENDAMOS A LOS QUE NO PUEDEN HACERLO!

* Agradecimiento a José Manuel Olano por la entrevista y animarse a hablar sobre el tema *

Fuentes:

Cristianismo para AteosUypressInfobaeExcelsiorReligión en Libertad

Compartir en:

Deja una respuesta