[Historia] el feminismo nunca fue bueno. Conocé el racismo y sexismo de las sufragistas

El feminismo tiene un problema continuo con la raza. El movimiento no se formó dentro de un vacío social, separado y distinto de la supremacía blanca; de hecho, muchos de sus primeras activistas estadounidenses se convirtieron en firmes partidarios de la superioridad blanca cuando parecía que los negros podrían recibir el derecho al voto ante las mujeres blancas.

Imagen cortesía de laizquierdadiario.com – Todos los derechos reservados

¿Pero como? dirán algunos, «si las sufragistas eran abolicionistas, es decir formaban parte del movimiento en contra de la esclavitud! Bueno, vamos por partes:

El abolicionismo como estrategia política, utilizaron la táctica retórica de representar la situación de la mujer blanca no sólo como equivalente, como peor, que la del negro esclavizado. Es un absurdo, claro. Pero era fácil explorar retóricamente el sexismo positivo, la empatía social mucho mayor en relación a la mujer blanca que en relación al hombre negro. [1]

Jad Adams, historiador y autor de Women and the Vote: A World History, explica que era común que las sufragistas usarán el lenguaje y la emoción de la esclavitud: “Su condición no se parecía en nada a la esclavitud, pero para hacer que el desafío sea más emocionante y aumentar los sentimientos de privación de derechos, a las mujeres les gustaba comparar su situación con la de las esclavas «. [2]

Elizabeth Cady Stanton (una de las figuras principales de la primera ola, que nació en 1815 en los EE.UU. y que moriría en 1902) [3] había instado a sus colegas feministas a que dedicaran sus energías a la campaña contra la esclavitud. [4] Cuando en 1868, fue modificado el 14º artículo de la Constitución de los Estados Unidos, garantizando los derechos civiles a los negros, entre ellos el voto (después que el partido republicano ganara la guerra civil en contra de los esclavistas) [5] entonces las mujeres blancas se organizaron y lucharon por sufragio sobre la base de que lo merecían y que los negros no. Ya que insistieron a los republicanos para que las premiarán por los esfuerzos que habían invertido durante la guerra.

Imagen cortesía de estampasdebsas.wordpress.com – Todos los derechos reservados

La recompensa que exigían era el sufragio femenino, actuando como si hubiera existido un acuerdo previo, y como si las defensoras de los derechos de las mujeres hubieran luchado por la derrota de la esclavitud con el convencimiento de que su recompensa sería el voto. [6] Al ver que sus objetivos no se cumplían Stanton sostuvo que las defensoras de los derechos de las mujeres habían cometido un error estratégico subordinándose a la causa del abolicionismo. [7]

En su obra Reminiscences opinaba que nunca debieron «trabajar para secundar los esfuerzos del hombre y para ensalzar al sexo masculino por encima del suyo propio». [8] La historiadora Lori Ginzberg, autora de Elizabeth Cady Stanton: An American Life , afirmó que la mencionada Elizabeth despotricó contra los hombres afroamericanos a quienes describió despectivamente como «Zambos» y los dibujó como referencia a una figura de pesadilla, la de «potenciales violadores» [9] diciendo que la defensa del sufragio masculino «crea un antagonismo entre los hombres negros y todas las mujeres que culminará en tremendas atrocidades hacia el género femenino [10] y se preguntaba «¿Qué vamos a sufrir nosotras y nuestras hijas si a estos hombres negros degradados se les permite tener los derechos que los harían aún peores que nuestros padres Anglosajones?».

Ginzberg argumenta que no estaba necesariamente luchando por todos los derechos de las mujeres porque «cuando dijo ‘mujeres’, creo que ella principalmente Tenía en mente a mujeres como ella: blancas, de clase media, culturalmente si no protestantes religiosamente, propietarias, bien educadas. Y mi desacuerdo con Stanton es que ella llegó a ver a las mujeres como ella más merecedoras de derechos que otras». [11]

Dejándolo claro con esta frase: «Si todo el mundo tiene que votar – negros y blancos, educados y no educados, limpios y sucios, entonces la seguridad nacional tiene que equilibrar esta ola inminente de ignorancia, pobreza y vicio, con la virtud, la riqueza y la educación de las mujeres del país». [12] abrazó la equidad en abstracto y vendió los intereses de mujeres afroamericanas, cuando fue políticamente conveniente hacerlo. 

Tenía la idea de que el voto colocaría a los hombres negros por encima de las mujeres blancas —ya que, a sus ojos, la emancipación había hecho que las personas negras fueran «iguales» a ellas—. Sin embargo, a pesar de que las cadenas de la esclavitud se habían roto, las personas negras todavía sufrían las penalidades de la privación económica y se enfrentaban a la violencia de los grupos racistas con una intensidad desconocida hasta entonces, ni siquiera durante la esclavitud. [13]

Imagen cortesía de thoughtco.com – Todos los derechos reservados

Pero no era la única que poseía estos pensamientos, su amiga, la también sufragista, Susan B. Anthony, quien nació en 1.820 y murió en 1.906, [14] decía: Antes de defender o de exigir el voto para el negro y no para la mujer me cortaría el brazo derecho.

«Qué palabras pueden expresar su humillación (de la mujer blanca) cuando, al final de este largo conflicto, el gobierno al que ella ha servido tan fielmente no la consideró digna de darle una voz en sus consejos, mientras reconocía como los superiores políticos de todas las nobles mujeres de esta nación a los hombres negros recién liberados de la esclavitud, no sólo totalmente analfabetos, pero completamente ignorantes de cualquier cuestión pública.»

“La vieja escuela contra la esclavitud dice que las mujeres deben retroceder y esperar hasta que se reconozca a los negros. Pero decimos, si no le das el sufragio a toda la gente, dáselo primero a los más inteligentes. Si la inteligencia, la justicia y la moralidad deben tener prioridad en el gobierno, que la cuestión de la mujer se mencione primero y la del negro por último «. [15]

De esta manera, borró el hecho de que las mujeres negras existían y de que querían el derecho de votar también juntas comentaron «aunque los hombres abolicionistas se imaginaron a sí mismos en la vanguardia radical de los derechos humanos, habían violado groseramente los derechos humanos, comprometiendo y otorgando el sufragio a los hombres negros «ignorantes» pero no a las mujeres blancas «educadas».

Imagen cortesía lavanguardia.com – Todos los derechos reservados

Así, a finales de 1800, hubo un disociación del movimiento abolicionista y fundaron en 1869 la Asociación Nacional pro Sufragio femenino , que puso su base en el Sur de la nación, organizando un grupo de mujeres blancas con el sólo objetivo de oponerse al voto masculino de los afro-americanos (esto lo veremos con más detenimiento en la segunda parte del artículo).

También se aliaron con el adinerado político del partido Demócrata, racista y a favor de la esclavitud, George Francis Train, que al igual que Anthony tenía el lema «la mujer primero y el negro al último» y quien incluso les financió una revista (The Revolution) para que expresen sus ideas supremacistas. [16]

Para concluir esta primera parte, se puede decir que así como los hombres africanos fueron demonizados, las mujeres negras fueron excluidas de manera inherente y deliberada del derecho de voto debido a su negritud.

Fuentes:

«[1] https://­www.avoiceformen.com/­education/­quiz-suffagists-ku-kl­ux-klan-or-feminazis­-part-1/

[2] https://­www.telegraph.co.uk/­women/womens-life/­11914757/­Racism-and-the-suffra­gettes-the-uncomfort­able-truth.html

[3] https://­es.wikipedia.org/­wiki/­Elizabeth_Cady_Stanto­n

[4] Angela Y. Davis, sexo,raza y clase – 2005 – Página 80 –

[5] https://­es.wikipedia.org/­wiki/­Decimoquinta_Enmienda­_a_la_Constitución_d­e_los_Estados_Unidos

[6] Angela Y. Davis, sexo,raza y clase – 2005 – Página 80 –

[7] Angela Y. Davis, sexo,raza y clase – 2005 – Página 80 –

[8] E. C. Stanton, Eighty Years and More: Reminiscences- 1815-1897- página 241.

[9] https://­www.nytimes.com/2018/­07/28/opinion/sunday/­suffrage-movement-rac­ism-black-women.html

[10] E. Flexner, Century of Struggle: The Women’s Rights Movement in the US, cit.- página 144.

[11] https://www.npr.org/­2011/07/13/137681070/­for-stanton-all-women­-were-not-created-eq­ual

[12] http://­feminofascismo.blogsp­ot.com/2010/09/­el-feminismo-original­-la-sufragistas.html

[13] Angela Y. Davis, sexo,raza y clase – 2005 – Página 83 –

[14] https://­es.wikipedia.org/­wiki/Susan_B._Anthony

[15] https://medium.com/­@CleoJ/­aint-i-a-woman-femini­sm-the-illusion-of-i­nclusion-and-histori­c-betrayal-of-white-­women-b729ec988c2c

[16] https://­www.theroot.com/­when-and-where-i-ente­r-the-racist-expecta­tions-of-whit-179085­5079

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario