Pasó 28 años encarcelado porque una mujer soñó que la había violado

MisandriaComo una de esas historias de ficción, esas que ameritan hacer una película en Hollywood, aunque aquí la única diferencia es que se trata de un caso verídico. Estamos hablando de un episodio que ocurrió en los Estados Unidos en 1988.  

Preso inocente

La víctima de toda esta injusticia se llama Clarence Moses- El, que pasó 28 años en prisión luego de ser condenado por ,supuestamente, haber violado y golpeado ferozmente a una mujer.  Sin embargo todo se trató de un sueño.  La mujer acusó a este hombre afroamericano sin tener ninguna prueba fehaciente que lo compruebe. Tan solo soñó que él había sido el culpable, días posteriores de haber sufrido el abuso.  

La indolencia que arruinó una vida

Cuando la policía, en su intento de encontrar al culpable, le pregunta  cómo se habían dado los hechos,  la mujer se dio cuenta que no recordaba nada de aquel violento episodio, ya que fue horas después de volver de una fiesta en donde había tomado varias copas de alcohol. Sin embargo,  la víctima dio tres nombres con los que había estado hablando aquella noche y que se presentaban como los posibles sospechosos. Lo curioso es que Clarence Moses ni siquiera estaba en esa lista. La investigación nunca se inició, ya que un día después ocurrió lo del sueño. Se lo encarceló y se le dio como castigo 48 años de prisión.

Desde ya, hay que resaltar el pésimo proceder de la policía estadounidense, que se deshizo de toda la evidencia forense de la violación, como las sábanas de la cama, la ropa de la mujer, entre otras cosas. En el año 2013, Moses recibe una carta de hombre LC Jackson que admite ser el culpable.

Finalmente Clarence Moses-El salió en libertad, pero perdió 28 años de su vida por un acto que no cometió.

FUENTE: dailymail

Imagen cortesía de people.com – Todos los derechos reservados

Compartir TWITTEAR

One thought on “Pasó 28 años encarcelado porque una mujer soñó que la había violado”

  1. rarisima la noticia. para empezar se lo condenó solo con la declaracion de la victima, solo que el denunciado haya sido tan torpe de haberse atribuido la comision del hecho. otra explicacion no le encuentro. si bien es importante la declaracion de la victima, no es suficiente cuando no hay otras pruebas que avalen los hechos.- está rara la noticia. si bien eran otras épocas 30 años atrás, los negros (o afrodescendientes, eufemismicamente) ya tenian derechos reconocidos y consolidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *