Pro vida es difamada falsamente por pro abortos

Lourdes Palavecino es una chica de Buenos Aires. Estudia abogacía, y además actualmente trabaja como promotora.

Se unió al movimiento “Salvemos las dos vidas” de Argentina, luego de ver desde hacía tiempo, en las redes, medios de comunicación, programas y novelas para televisión, como los jóvenes salían a la calle con su pañuelo verde a favor del aborto, o compartiendo la versión abortera del “Arroz con leche” en recitales.

Lourdes, teniendo en su perfil de Facebook a más de 150.000 seguidores, decidió expresar sus ideas en cuanto al movimiento que la representaba. Esto le ocasionó una rápida réplica de los internautas que tenían una ideología diferente, con amenazas, insultos y agravios.  La chica se sorprendió de la respuesta violenta hacia su persona en la imagen que publicó, por tan solo expresar la idea opuesta a la del aborto.

A las pocas horas de las primeras reacciones ante la fotografía (de ella misma, con su pañuelo celeste) sus amigos más cercanos le informaron de que, en la red, circulaba información falsa sobre ella, respaldada por grupos feministas pro-aborto.

Fueron tres las versiones que corrieron en las redes. Estas versiones comentaban lo siguiente:

  1. Una chica, que se hacía pasar por amiga de Lourdes, pero que realmente no la conoce, decía que había abortado en el año 2010, luego de tener relaciones con un novio inexistente en ese entonces. La foto que subió Lourdes, junto con esta historia ficticia, se comenzó a compartir en páginas feministas y pro-aborto de diferentes redes sociales, con un comentario similar en todas ellas: “Como podrán ver, acá tienen una chica pro-vida que abortó, y demuestra la hipocresía de lo que ellos juzgan en otros, pero no cuentan lo que ellos hacen”.  Esta difamación evidentemente le causó molestias a Lourdes; por lo cual pidió pruebas que demostraran lo ocurrido, de ser cierto. Naturalmente, nunca las obtuvo.
  2. También comentaban que Lourdes no había nacido mujer, sino hombre, dejando caer la idea de que era un transexual no asumido, es decir, que no reconocía su condición. Miles de las que sostenían su idea de que había abortado eran las mismas que apoyaban la teoría de que nació como hombre. Algo totalmente carente de sentido, haciendo que ella se sintiera estúpida al intentar explicar la obviedad de la situación.
  3. Un usuario hasta afirmaba que Lourdes había sido entrenada en el Pentágono de Estados Unidos, para intentar destruir el feminismo en Sudamérica.

Ha habido hasta correos amenazantes, entres los cientos de mensajes y comentarios, todos acerca de la foto con su pañuelo celeste, diciendo que no siente empatía hacia las mujeres, o que busca aprobación masculina, entre otras cosas. Pero todo esto no ha cambiado la postura de Lourdes, quien defiende la idea de que el movimiento pro- aborto no toma en cuenta posibles campañas a favor del uso responsable de métodos anticonceptivos, y quien considera que detrás de dicho movimiento hay intereses políticos. Esto le genera discordia en cuanto a las personas que mueven a estas chicas por un camino al que pintan de colores, cuando en realidad es algo duro de enfrentar para muchas chicas.

Mujeres mayores que Lourdes, algunas también pertenecientes al movimiento pro-vida o religiosas, también parecieron ofenderse por su publicación.  Estas mujeres criticaban su ropa, su maquillaje, y, en general, toda su imagen. Sin embargo, ella se considera una persona católica, criada en un colegio y en una familia católicos, con los valores que se asocian a dicha religión. Por lo tanto, no ha respondido de forma agresiva a esos comentarios, ni juzgado a quienes han señalado su forma de ser.

A pesar de los mensajes de odio que ha recibido estos días, Lourdes dice haber obtenido apoyo de personas que viven en diferentes países, tales como México, Uruguay y Guatemala.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *