Anuncio de Gillette generó un rechazo casi unánime en las redes por fustigar a los hombres por ser masculinos

Imagen cortesía de abc.es – Todos los derechos reservados

Uno de los últimos anuncio de Gillette invita a los varones a afeitarse su ‘masculinidad tóxica’, lo cual ha generado un rechazo casi unánime en las redes sociales por la fustigación al varón. En la publicidad se muestra a diferentes varones peleando, cocinando, acosando a mujeres, en imágenes intercaladas con noticias sobre el movimiento #MeToo.

Procter & Gamble hace un encasillamiento del varón en su nuevo anuncio de Gillette. El comercial de dos minutos no hace más que generalizar sobre el pensamiento y la forma de actuar masculina. Además, intercala las acciones actorales con noticias que corresponden al movimiento #MeToo, lo que generó el repudio en las redes.

En twitter fue donde más se sintió el repudio al anuncio de P&G. Allí los usuarios hablaban de ‘tomar medidas’ como no comprar más productos de la compañías o tirar los existentes en sus hogares. Otros aguardaban una acción de Gillette emitiendo una disculpa pública. Los más ofuscados apuntaron al hecho de porqué no se habla de ‘masculinidad tóxica’, en aquellos varones que arriesgan su vida en desastres naturales, incendios, guerras o para salvar alguna mascota en peligro.

FUENTE: Breitbart

Compartir TWITTEAR

2 thoughts on “Anuncio de Gillette generó un rechazo casi unánime en las redes por fustigar a los hombres por ser masculinos”

  1. Esta mal lo que hace, una persona no es tóxica por su sexualidad hay hombres muuuy buenas personas que dan mucho por su familia y la sociedad cómo hay mujeres que son malas , manipuladoras, mentirosas

  2. Vi el anuncio y no me pareció mal, aunque tengo mis dudas sobre las verdaderas intenciones de Gillette (Proctor & Gamble). No es el acoso, la violencia ni la sexualidad desordenada lo que nos hace mejores varones. Un genuino varón, responsable y maduro, es respetuoso, templado y valiente. Sabe lo que debe y no debe hacer. Puede transmitir valores, normas y ejemplos a sus hijos. Lo paradójico es que el mensaje que se propaga incansablemente en los medios es uno de irresponsabilidad, sexualidad desenfrenada y existismo. Luego de décadas de denigrar al matrimonio, la familia, y en general los valores conservadores (y particularmente las enseñanzas del Evangelio), la sociedad está cosechando lo que sembró y no sabe cómo resolverlo. Obviamente, la respuesta es promover y restaurar la auténtica masculinidad que tanto se ha empeñado en destruir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *